Alicia vuelve a poner en la mesa la berenjena blanca

La disminución de la payesía a lo largo del siglo XX ha supuesto la pérdida de algunas variedades hortofrutícolas tradicionales, entre ellas la berenjena blanca, autóctona del Bages. En el año 2009 la Fundación Alicia se marcó el reto de reintroducirla en las casas, en los mercados y en las cartas de los restaurantes.

Tras localizar la variedad en los campos de regadío de Manresa se trabajó para promover la berenjena blanca entre los productores de hortalizas de la comarca. Dos años después se ponían en el mercado más de 5.500 kilos y los huertos de Sant Benet capitaneaban la producción ecológica de la hortaliza.

Presente en las cartas de buena parte de los restaurantes del Bages, la berenjena blanca es en la actualidad una marca de identidad agrícola y culinaria de la comarca.

La berenjena blanca