Món Sant Benet se convierte en una escaparate de los productos de otoño

En octubre de 2011 Món Sant Benet se convirtió en escaparate del producto de temporada. La alimentación, los talleres y las actividades relacionadas con la gastronomía invadieron durante tres fines de semana el complejo. La iniciativa llegaba el mismo año en que se inauguraron los mercados de primavera.

Cinco ediciones después los mercados de otoño han ido evolucionando y se concentran en un único fin de semana, el más cercano al Día de Todos los Santos. A las paradas de alimentación y artesanía se han sumado numerosas actividades paralelas que van desde las demostraciones de oficios a talleres para los niños.

En la actualidad es una de las citas más relevantes en la comarca del Bages del fin de semana de Todos los Santos.

El mercado de otoño de octubre del 2011