La Fundació Alícia presenta tres productos gastronómicos inspirados en la tradición ignaciana en el marco del Plan de Gastronomía Manresa 2022

24-07-2015
 El vino hervido, el Brou de Sant Ignasi y el Dolç del Pelegrí son tres de las propuestas que se incorporarán al Plan de Gastronomía Manresa 2022, que impulsa el ayuntamiento de la capital del Bages
La Fundació Alícia ha creado tres productos culinarios inspirados en San Ignacio de Loyola que servirán para reforzar la experiencia de turistas y peregrinos de la Manresa Ignaciana. La propuesta se ha desarrollado en el marco del Plan de Gastronomía Manresa 2022 que ha coordinado la fundación, por encargo del ayuntamiento de Manresa, de forma conjunta con la Escola Joviat. El trabajo, que comenzó en septiembre pasado, ha contado con la participación activa del Gremio de Hostelería del Bages, la Asociación Els Fogons del Bages, el Gremio de Panaderos y la DO Pla de Bages.
El responsable del departamento de Cocina y Patrimonio de la Fundació Alícia, Jaume Biarnés, ha sido el encargado de dirigir y coordinar todo el proceso, desde el trabajo de investigación histórica hasta la definición de los productos y su posterior elaboración.
 
El vino hervido, el Brou de Sant Ignasi y el Dolç del Pelegrí son los productos que representarán el concepto de la gastronomía ignaciana que se empezará a promocionar entre los establecimientos de restauración del territorio con vistas a que estén totalmente arraigados e integrados a la oferta gastronómica de Manresa y del Bages con vistas al año 2022.
Los tres productos se presentaron en Manresa, con motivo de las fiestas de San Ignacio que se celebran estos días. 
 
Plan de Gastronomía Manresa 2022
La creación de estos tres productos es el exponente del conjunto de acciones que contempla el Plan de Gastronomía Manresa 2022 que el ayuntamiento de Manresa ha encargado a la Fundació Alícia, con vistas a la conmemoración de los 500 años de la llegada de San Ignacio de Loyola en la capital del Bages. En el contexto de este plan también se prevé el desarrollo de altas propuestas.
 
Este es el caso de 'La cocina del peregrino', destinada a recuperar las comidas tradicionales que las fondas servían a los pasantes a partir de menús rápidos y para llevar. El plan también propone 'Las gastronomías del camino' con el objetivo de convertir Manresa en el escaparate de las cocinas que se pueden encontrar a lo largo de todo peregrinación.
 
Desde la perspectiva cultural, la Fundació Alícia también propone un ciclo de conferencias a partir del legado del cocinero manresano Ignasi Domènec, que desarrolló una intensa labor de recuperación de la cocina tradicional. La propuesta se ha bautizado con el nombre de 'D'Ignasi a Ignasi' y consistirá en conferencias donde se potencien los valores gastronómicos de la ciudad que finalizarán con una cena de maestros cocineros. Las comidas, que se desarrollarían con la colaboración de la Fundació La Cova, tendrán un carácter temático y está previsto que se desarrollen en las instalaciones de la casa de ejercicios espirituales de Manresa.
 
Sobre la Fundació Alícia
La Fundació Alúcia, ubicada en Món Sant Benet desde el año 2007, forma parte de la Fundació Catalunya-La Pedrera. Alícia es un centro de investigación en cocina. Un centro donde se investiga en productos y procesos culinarios, donde se innova y se trabaja para mejorar la alimentación de las personas, con especial atención a las restricciones alimenticias y otros problemas de salud, donde se fomenta la mejora de los hábitos alimentarios y donde se da valor al patrimonio alimentario y gastronómico de los territorios.
Jaume Biarnés, responsable de la àrea de Cocina i Patrimonio de la Fundació Alícia.
Jaume Biarnés, responsable de la àrea de Cocina i Patrimonio de la Fundació Alícia.
Jaume Biarnés, responsable de la àrea de Cocina i Patrimonio de la Fundació Alícia.