El mercado de Todos los Santos se consolida con una elevada afluencia de visitantes

30-10-2016
La cita, que este año tenía a Ramón Casas como hilo conductor, repite los buenos números del año pasado con cerca de 5.000 asistentes. La elevada demanda ha obligado a ampliar el número de visitas que se han hecho a lo largo del fin de semana al monasterio.

Cerca de 5.000 personas han visitado el mercado de Todos los Santos que se ha celebrado durante este fin de semana en Món Sant Benet. Los buenos números, muy similares a los del año pasado, denotan la consolidación de la cita que, este año, llegaba a la quinta edición. Coincidiendo con el 150 aniversario de su nacimiento, el mercado tenía como hilo conductor al pintor catalán Ramón Casas.

La afluencia de visitantes ha sido constante durante los dos días de mercado y el punto más álgido se ha vivido hoy, sobre las 12 del mediodía. Además, la celebración, como novedad, esta tarde de una chocolatada popular ha permitido que la buena asistencia se mantuviera prácticamente hasta la hora del cierre, a las 7 de la tarde.

Durante todo el fin de semana los asistentes han podido disfrutar de una amplia oferta de gastronomía y artesanía, una muestra de oficios artesanos, actividades de dinamización para todos los públicos y una propuesta gastronómica especial de otoño en los restaurantes de Món Sant Benet.

Del programa de este quinto mercado de Todos los Santos destaca la muy buena respuesta que han tenido las visitas al monasterio. Ante la elevada demanda, el sábado fue necesario hacer un segundo pase a la visita especial de 'El Tiempo de las almas', 'Ramón Casas y la mirada de Julia', y hoy se ha vuelto a repetir, también con una elevada afluencia de participantes. Durante el recorrido los participantes han podido conocer cada rincón del monasterio de la mano del pintor y su amante, Julia Peraire.

Simultáneamente, la visita medieval en el monasterio, 'Mil años de sensaciones', y la modernista, 'Un día en la vida de Ramon Casas', también han superado las expectativas y ha sido necesario ampliar el aforo de los grupos.

La quinta edición del mercado de Todos los Santos contaba con una amplia oferta de actividades para los más pequeños. Destaca el taller familiar especial 'Dulces de Otoño', donde los aprendices de cocineros han podido elaborar diferentes postres como pastel de calabaza o mousse de castaña. Aunque inicialmente sólo se había programado la mañana, tanto ayer como hoy ha sido necesaria una segunda sesión para poder satisfacer la demanda.

Los paseos en pony, los talleres de manualidades, las actividades preparadas por los alumnos del grado de educación infantil de la Fundación Universitaria del Bages (FUB), así como los espectáculos de animación a cargo de la compañía ‘De Parranda’ han contado también con una muy buena participación.

La programación de otoño de Món Sant Benet, ‘El Tiempo de las almas', no termina aquí. Hasta el próximo 27 de noviembre, cada fin de semana habrá talleres especiales de otoño y una carta especial con productos de temporada en los restaurantes. En paralelo, la exitosa visita 'Ramón Casas y la mirada de Julia', que se hará cada sábado a las siete de la tarde, completará la oferta cultural que nos permite adentrarnos en la historia del monasterio.