La Fundación Alícia crea una guía para mejorar la calidad de la alimentación triturada

16-11-2016
El trabajo indica cómo modificar la textura de platos habituales para que las personas con problemas para masticar o tragar puedan volver a probarlos. El libro, disponible de manera gratuita en el portal web, da las pautas y recetas para llevar una alimentación equilibrada, a la vez que atractiva y sabrosa

Platos triturados pero que mantienen los sabores, con color, aromas y formas agradables. Este es el objetivo que persigue la 'Guía práctica de gastronomía triturada', que ha publicado la Fundación Alícia con el apoyo de la Agencia de Salud Pública y de la Fundación Catalunya-La Pedrera.

La guía está disponible en el portal web de la Fundación Alícia (www.Alicia.cat) y es gratuita. Busca ayudar a las personas que, ya sea por edad u otras patologías, necesitan adaptar la textura de la alimentación. El objetivo es favorecer la dieta de quien no puede masticar bien o tiene alguna dificultad para tragar.

Dirigida a todas las personas con esta problemática, sus familias y cuidadores, es un documento práctico, fácil y cercano. Quiere ayudar al usuario a redescubrir sabores que hace tiempo que no ha podido probar, por lo que enfatiza en aspectos como el sabor, el aroma y el aspecto visual.

Alimentación equilibrada

La guía tiene en cuenta también la importancia de seguir una alimentación equilibrada a pesar de la modificación de la textura. Explica cómo garantizar el aporte de proteínas, muchas veces insuficientes en este tipo de dietas, así como otros nutrientes imprescindibles. Además, sugiere una dieta sostenible, y prioriza el uso de productos de proximidad y de temporada pero, a la vez, económicamente asequibles con un valor nutricional alto.

La guía demuestra que platos típicos y comunes, como las ensaladas, el pollo asado, la tortilla de patatas o los espaguetis a la boloñesa se pueden adaptar y pueden formar parte de la gastronomía triturada. Este factor es clave para poner fin a las barreras sociales que puede provocar la necesidad de ingerir alimentos con textura modificada. Por tanto, siguiendo los pasos que sugiere la guía, el usuario puede comer exactamente lo mismo que el resto de comensales con los que comparte mesa con una única diferencia, la textura.

Dos partes

El trabajo se estructura en dos bloques. En una primera parte, sintetiza los conceptos más básicos para hacer un buen triturado. Después, ejemplifica estos conceptos a través de recetas. En ellas indica qué ingredientes escoger, como cocinarlos para potenciar el sabor y aroma, y ​​como texturizar los mismos, ya sea en formato puré o en otras consistencias como flanes o pudines, que también son aptos para este colectivo y que ayudan a dar variedad a la dieta diaria.

Finalmente también explica cómo utilizar y presentar los platos finales para mejorar visualmente el aspecto y favorecer así su aceptación y consumo.

La 'Guía práctica de gastronomía triturada' es una síntesis del manual sobre gastronomía triturada que ha elaborado la Fundación Alícia. Se trata de un trabajo más complejo que, dirigido exclusivamente a profesionales, estará disponible bajo demanda.