Los 'Capvespres a Món Sant Benet' doblan la cifra de público en la temporada de mayor afluencia de su historia

12-09-2016
Un millar de personas han disfrutado Món Sant Benet en el marco de la cena modernista y la visita especial 'Ramón Casas y la mirada de Júlia' que se ha llevado a cabo dos veces por semana, entre el 15 de julio y este pasado 9 de septiembre . La propuesta de verano de Món Sant Benet ha formado parte este año del programa de actividades del 'Any Ramon Casas', con motivo del 150 aniversario de su nacimiento.

La renovada propuesta de verano de Món Sant Benet se consolida como uno de los referentes de la oferta cultural y de ocio en la Catalunya Central. Los Capvespres a Món Sant Benet cierran la temporada 2016 con éxito absoluto de público: un millar de personas, el doble en relación al verano pasado, han disfrutado de la actividad que se ha llevado a cabo dos veces por semana, entre el 15 de julio y este 9 de septiembre.

La visita especial 'Ramón Casas y la mirada de Júlia' ha sido el eje de los Capvespres, y ha consistido en una cena al aire libre y la visita guiada al monasterio y su entorno. Este año, la propuesta ha formado parte de la programación del Any Ramon Casas, al que Món Sant Benet se ha sumado a través de la Fundación Catalunya-La Pedrera.
El imaginario emocional de Ramon Casas y los sentimientos, vivencias y secretos compartidos con su esposa, Júlia Peraire, durante los veranos pasados ​​en el monasterio de Sant Benet han sido el eje de esta visita especial que ha cautivado al público.

La totalidad de sesiones que se han llevado a cabo durante el verano - miércoles y viernes en julio, y jueves y viernes en agosto y hasta el 9 de septiembre- han cubierto las plazas disponibles.

Las claves de la nueva propuesta
Los 'Capvespres a Món Sant Benet' han consistido en la cena al aire libre que este año ha propuesto un recorrido por la cocina que el chef del Bages, Ignasi Domènech, popularizó a principios del siglo XX. A continuación, los participantes han disfrutado de la visita 'Ramón Casas y la mirada de Júlia' por el conjunto de espacios ambientados para traer el pasado al presente, a través de las videoinstalaciones y audios pensados ​​para abrir la puerta a los momentos más intensos vividos por el artista y su musa, amante y esposa, Júlia Peraire, durante sus veranos en San Benet.

La visita ha dado este año un protagonismo relevante en Ramon Casas, incorporando su testimonio en la historia, y ha profundizado en el relato de la historia de amor que transforma la mirada del pintor cuando conoce su musa y finalmente esposa, Júlia Peraire.

El espacio del claustro, uno de los puntos incluidos en el itinerario de esta temporada.
La cena de temática  modernista ha estrenado nuevo espacio al aire libre, con vistas al monasterio.