Món Sant Benet cierra este sábado la sexta edición de La Màgia del Capvespre

09-09-2015
La musa del pintor Ramon Casas, Júlia Peraire, ha sido la protagonista de la propuesta cultural de este verano 2015
Món Sant Benet alberga este fin de semana las últimas visitas de La Màgia del Capvespre. La sexta edición, que comenzó el pasado 10 de julio, se ha desarrollado durante los viernes y sábados de este verano, ha sido una nueva oportunidad para descubrir la historia del monasterio y su entorno a través de un viaje virtual en el tiempo de la mano de Julia Peraire, musa, amante y finalmente esposa de Ramón Casas.
 
La voz de Julia Peraire ha sido la protagonista de esta visita virtual que este año incorporaba nuevos espacios y elementos museográficos destinados a desvelar aspectos sobre los orígenes humildes del personaje, que pasó de vendedora de lotería en musa de uno de los artistas más ilustres del Modernismo catalán. La propuesta de verano incluye la cata de los productos de la tierra a pie de los huertos de Món Sant Benet con una cena al aire libre antes de la visita.
 
Con la caída del día comienza la visita de 'El monestir de Júlia' con un recorrido por diferentes espacios de Món Sant Benet, desde las fábricas al monasterio, pasando por diferentes lugares de los jardines que lo rodean equipados con videoinstalaciones, proyecciones audiovisuales y una escenografía que cuida hasta el último detalle para garantizar el viaje al pasado. La actividad finaliza hacia las 11 de la noche, con una copa de cava en el patio del monasterio.
 
Cerca de 8.000 personas han visitado hasta hoy Món Sant Benet a través de esta experiencia que ya se ha hecho un lugar destacado en el calendario de actos de los meses de verano en el conjunto de Catalunya. La Màgia del Capvespre se inauguró hace seis años con el objetivo de ofrecer una visita original y diferenciada a partir de un eje temático que descubriera al público los espacios no visitables habitualmente durante el resto del año.
Interior del claustro del monasterio, uno de los espacios más románticos de la visita.
Las naves de la antigua fábrica textil introducen el contexto histórico del momento.