Ven a vivir el otoño en Món Sant Benet

Talleres familiares de otoño y experiencias permanentes con una museografía espectacular, las actividades estrella de la temporada

Món Sant Benet siempre está en el mismo sitio, pero no siempre está igual. Cambian los colores y las formas, y cada época del año le otorga una magia especial y diferente que no puede explicarse con palabras, hace falta vivirla.

El otoño es, sin duda, una época mágica para Món Sant Benet. No solo cambian los tonos si no también la propuesta de experiencias y actividades. Los talleres familiares nos transforman poniendo en valor la riqueza de cada época y la temporalidad de los productos.

Así, en otoño, podremos disfrutar de tres propuestas diferenciales: “Qué cocina el Mundo”, que nos propone un viaje gastronómico por los distintos continentes y sus peculiaridades, enseñándonos recetas típicas para todos los gustos; “Expediente Ramon Casas: la musa robada” que nos anima a resolver el caso del robo de uno de los famosos cuadros del pintor modernista Ramon Casas o “Cata de otoño” que nos propone recetas originales y deliciosas con ingredientes clásicos de la época de otoño como son el moniato, la calabaza o la granada.

A parte, se mantienen las experiencias permanentes que destacan por ser propuestas sensoriales e inmersivas que combinan la historia y la sensibilidad innata del monasterio con la integración de una potente museografía: con proyecciones audiovisuales y hologramas. Una puesta en escena espectacular que no solo explica, sino que hace vivir la esencia del monasterio de Sant Benet en sus diferentes épocas.

La experiencia medieval nos trasladará al monasterio milenario de Sant Benet, a la época de los monjes benedictinos, con la bodega haciendo vino y los cipreses brillando en el claustro. La experiencia modernista, recuperará el esplendor de la casa de verano de la familia del pintor Ramon Casas reviviendo las tertulias y el olor de café que podremos sentir, como si estuviéramos allá mismo, gracias a la recreación inmersiva que plantea la visita; y la experiencia Fundación Alícia que nos invita, a través del juego y los enigmas, a descubrir como trabaja y en que la Fundación Alícia (Alimentación y Ciencia). Y si venís con los más pequeños, también contáis con la posibilidad de realizar una visita especial al monasterio adaptada para ellos: la experiencia medieval en familia.

A parte, los viernes y sábados por la noche, el monasterio continúa tiñéndose de misterio con “El misterio de Sant Benet”, una actividad participativa inspirada en los tradicionales scape romos que invita a los participantes a resolver un misterioso asesinato que tubo lugar en el monasterio hace miles de años.